Bodas en verano: enclaves y lugares mágicos

By 25 julio, 2018Bodas

Aunque suele ser la temporada alta de estos eventos, las bodas en verano presentan en muchas ocasiones la viabilidad de poder elegir multitud de sitios y emplazamientos debido al buen tiempo (cosa que, en la Costa del Sol, puede extenderse hasta mediados de las estaciones de transición, Primavera y Otoño, siendo habituales las bodas desde mediados de Marzo hasta mediados de Octubre, dado el excelente tiempo que suele regalar esta zona geográfica).

En verano, cuando se planifica una boda, pueden elegirse emplazamientos que se salgan de lo más habitual, el salón de bodas, para deleitarse el evento entero con las extensiones naturales y localizaciones que permite crear un marco único para el evento.

Con esto nos podemos referir a varios lugares que ahora vamos a enumerar:

  • Fincas de eventos: Una finca de eventos ofrece la ventaja de estar ya más que preparada para eventos de todo tipo, pero lo bueno que tiene es que por su propio carácter es más que un salón de bodas. Tienen extensiones naturales exteriores donde poder caminar y deambular, donde poder descansar de las zonas más congestionadas de gente y disfrutar de jardines y paisajes.
    Un ejemplo de una fina especialmente acondicionada para ello sería Finca Amalur, en Marbella.
Elegir un lugar adecuado para tu boda. Fincas de bodas.

Finca Amalur Alabardero; finca de bodas en Marbella.

  • Haciendas: la hacienda es una alternativa donde hay, además de unos cuidados exteriores, un respaldo histórico, un lugar que, normalmente, está cargado de experiencias, creando un marco de tradición, de cuidado y jardines, terrazas y otros lugares donde poder variar de emplazamiento en los distintos momentos de la boda, desde la ceremonia que puede hacerse en torno a los jardines o en bellos interiores hasta el banquete o la fiesta que pueden desarrollarse en los exteriores y así disfrutar del clima y de la noche en un lugar normalmente alejado de vecindarios y donde poder llevar la fiesta y la alegría hasta altas horas de la noche.
    Un lugar como el que describimos podría ser Hacienda Del Álamo, en Málaga.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

  • La playa: Los eventos en la playa, a pie del mar, tienen su propio encanto regido por el oleaje y el lugar, por un paisaje único y la arena en los pies. Son eventos de natural más desenfadados  y que permiten grandes variaciones de unos a otros. Desde los eventos que usan la playa para la ceremonia a los que se desarrollan íntegramente en ella. Nosotros recomendamos los espacios mixtos, donde poder disfrutar del entorno marino pero luego otro más “estable” para el resto del evento, que no nos tenga sometidos a la arena y sus incomodidades pasado mucho rato y donde poder tener un suelo más firme bajo los pies cuando empiece el baile y los invitados quieran descansar.
    Como ejemplo pondríamos Alabardero Beach Club, en San Pedro del Alcántara, que permite disfrutar de dichos ambientes con total tranquilidad y tener una cocina profesional siempre a disposición, además de una zona con piscina y jardín, y otra especial para niños (¡importante!).

    boda en la playa