Las ventajas de un Wedding Planner

wedding

La organización de una boda puede ser algo que nos estrese tremendamente. Los novios tienen que estar continuamente cuidando detalles, haciendo pruebas, confirmando invitaciones, yendo a probar menús, pruebas de vestidos, despedidas de soltera y soltero, lidiar con la familia (que no es poco), y además compaginarlo todo con sus trabajos y labores, porque no existe la “baja por boda” para llevar adelante todo ese complejo asunto.

Pero las bodas son, efectivamente, complejas, que no complicadas (en la mayoría de los casos). Y algo complejo no es más que una serie de elementos sencillos que, en una secuencia determinada, interactuan entre sí para producir un efecto. Esto ocurre con las bodas, y es el espacio donde un wedding planner puede suponer una diferencia si no tenéis el tiempo necesario, si veis que la situación os sobrepasa.

A veces los wedding planners son figuras profesionales independientes que estarán con vosotros desde el minuto uno y ayudarán en todos los aspectos logísticos de la boda.

¿Qué funciones tienen?

alabardero mix

Habitualmente los wedding planners suponen una enorme diferencia ya que con el presupuesto que se le establece busca la forma más óptima de aprovechamiento del mismo, tiene una lista propia de proveedores, rentabiliza el presupuesto dado y busca lo mejor para vosotros.
Un buen wedding planner antes de hacer nada os escucha y empatiza, se asegura de entender qué es lo que queréis y os asesora en todo, desde los detalles de los invitados hasta su distribución más efectiva (que suele ser un asunto delicado, en muchas ocasiones).
También os ahorra tiempo porque, dado que conoce el sector, puede ayudar en la gestión de proveedores y pagos, aporta multitud de ideas adaptadas a vuestros gustos y puede presentaros a multitud de profesionales, desde maquilladores hasta fotógrafos en caso de que los necesitéis. Por no hablar de todo lo que hace el mismo día de la boda.

Sí, son muchas las cosas que hace, y entre ellas la más importante es la de facilitaros la vida, para que podáis disfrutar de vuestro día, de vuestro evento con el respaldo de un profesional que estará ahí para todo lo que necesitéis.

No hay que confundirlo con el coordinador de banquetes, figura que ya trataremos en otra ocasión, que es un profesional más enfocado al lugar de la celebración. La principal diferencia es que el wedding planner ofrece un servicio integral, en cada uno de los pasos de la planificación y la celebración, a los invitad, e incluso el postboda, y maneja, además, con soltura, los imprevistos que puedan surgir.

Así que, si no tienes tiempo, si veis que la planificación os puede costar y supone un enorme esfuerzo, podéis considerar el informaros sobre el servicio de un wedding planner.